[2015] Centro de Acuicultura, Mar del Plata

mdq

Segundo Cuatrimestre: HOMO LABORANS III

¿Debe influir el sitio en la materialidad y la tectonicidad del proyecto?
¿Qué carácter debe adquirir el espacio público en relación al programa arquitectónico?¿Cómo incorporamos los aspectos culturales e históricos de un sitio a la arquitectura y el espacio público?
¿Cómo incorporamos el carácter dinámico del mar a un proyecto de arquitectura?
¿Puede un edificio reflejar una manera sustentable de urbanizar el pueblo?
¿Es posible incorporar los procesos del paisaje marítimo al uso del espacio público?¿Podemos incentivar la relación entre las características paisajísticas de un territorio y sus necesidades productivas a través de la arquitectura?

Una vez comprendida la esencia y el carácter de un pueblo y su paisaje circundante a través del trabajo del primer cuatrimestre, en el segundo trabajaremos en el contexto de una ciudad de escala media caracterizada por el turismo y la pesca, Mar del Plata. El proyecto será para un edifico que contendrá un instituto de enseñanza de acuicultura y también áreas de producción de distintos tipos e incubadoras para incentivar el desarrollo de la actividad pesquera de la zona. También trabajaremos en el diseño del espacio público adjunto al edificio.

La actividad pesquera ha tenido grandes altibajos en los últimos años debido a la merma en la cantidad de toneladas extraídas y a la situación económica, en especial en relación a las exportaciones, ya que Argentina no es un país importante en el consumo interno de peces.

Mar del Plata ha  especialmente esta crisis y muchos de sus barcos pesqueros se encuentran anclados en el puerto, inactivos. La inserción de un edificio dedicado a estudiar nuevas técnicas de producción pesquera podría tener un impacto positivo en la actividad e impulsar su recuperación.

Marco Conceptual

El arquitecto proyecta los espacios para el desarrollo de la vida cotidiana de las personas. Simplificando, observamos que las grandes categorías en las que podemos dividir nuestro devenir diario son:

Dormir (8 hs.)
Trabajar (8 hs.)
Ocio (5.5) hs.
Comer (2.5 hs.).

De éstas categorías vemos que muchas se desarrollan en la casa/hogar, otras en espacios públicos, deportivos, de entretenimientos, etc. Estos lugares están bien definidos y muy investigados por la arquitectura y el urbanismo. En cambio, los espacios de trabajo, que ocupan un gran porcentaje de nuestra vida, y que deberían ser diversos por la variabilidad de su función, son en comparación escasamente estudiados, y muchas veces se terminan resolviendo con diseños genéricos que niegan la complejidad y las necesidades espaciales de la vida laboral (trabajo individual y/o colectivo, momentos de descanso y de comidas, relación con la vida y el espacio público, conexión con el exterior, etc.).

Hay espacios de trabajo específicos que están especialmente necesitados de un re-pensamiento que no sólo pueda valorizarlos como problema arquitectónico sino que también, a través de su re-conceptualización, se puedan convertir en vehículos de mejoramiento de la vida cotidiana de las personas que los habitan, y en consecuencia de la imagen e identidad de su profesión misma.

Ejemplos de éstos espacios laborales devaluados podrían ser en general todo lo relativo a lo institucional, comisarías, fiscalías, CGPs, enfermerías, fábricas y otros espacios de producción, etc.

Desde nuestro espacio académico tenemos la oportunidad de pensar en estrategias de puesta en valor de éstos programas y en consecuencia de todo lo relativo a ellos: desde la profesiones y oficios que deben trasladar a la arquitectura hasta las personas que deben albergar.

Durante el segundo cuatrimestre analizaremos un sitio condicionado por las dinámicas urbanas y las posibilidades de activación que pueden generar proyectos de espacio público y arquitectura. Investigaremos éstos aspectos a través del diseño de un edificio institucional y su espacio público adjunto. Puede un edificio generar una dinámica lo suficientemente fuerte como para darle un nuevo impulso a una industria que atraviesa una crisis?

En una primera etapa, a través de proyectos de espacio público investigaremos las posibilidades de re-activar lugares aledaños al predio donde se insertaría el proyecto, generando zonas con nuevos programas y actividades, provocando nuevas dinámicas urbanas.

En una segunda etapa trabajaremos en el proyecto para un nuevo edificio en la ciudad, que complementará el proyecto de espacio publico y deberá ser pensado como germen de urbanidad, conteniendo espacios comerciales, culturales, educativos, turísticos y productivos.

El Centro de Acuicultura y Producción Pesquera tendrá como función principal la investigación productiva y estudiará las posibilidades de integración entre procesos naturales y productivos. Se analizarán las interrelaciones entre los diferentes usuarios del edifico, poniendo énfasis en el diseño de los espacios de encuentro e interacción. También estudiaremos como la inserción del edificio en el contexto afecta la dinámica actual del barrio portuario de Mar del Plata.

Equipo Docente
Carlos Galindez, Max Rohm, Oliverio Najmias, Mauro Suarez Torrico, Fernando Vignoni, Valeria Bugallo, Catalina Riva, Martín Zlobec
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s